miércoles, 18 de mayo de 2016

Idea genial para colgar láminas en la pared.

¡Hola a todos, queridos amigos!


En unos días tengo pensado colgar un pequeño tutorial (¡sí, esta vez mío y sólo mío!!)de cómo realizo uno de los modelos más simples de pendientes para los que no se necesitan herramientas de bisutería, pero como esta semana estoy algo ocupada y hace días que no oís de mí, he decidido compartir esta estupenda idea que he encontrado en internet, salida de la página Skillshare. (En este enlace encontraréis su página de Facebook. Si queréis ir directamente a la página de este creativo colectivo deberéis dirigiros aquí).

Se trata de una idea estupenda para quienes quieren colgar láminas en la pared y tal vez cambiarlas con frecuencia, pero no quieren (o les da pereza, como a mí) poner un marco, y les da pena agujerearlas con chinchetas (prendedores, etc).

El vídeo que os presento sólo tiene algunos títulos en ruso,explicando qué vais a necesitar y que paso a traduciros aquí mismo (el resto es sin palabras, sólo música).

Necesitaremos pues, según el vídeo:

"4 listones de madera rectos (cualquier duda, en el vídeo se ve el aspecto que tienen)"
Ponedlos sobre una mesa y sobre papel de hornear, de periódico, etc...para no manchar la mesa, vamos... 

"Pintura" (Y yo de paso os digo que un pañito que no os de pena manchar, porque no podréis volver a usarlo para otra cosa)
Mojamos el paño en el bote de pintura y untamos los listones de madera por ambos lados. Queremos darles un ligero toque de color, aunque, si no os convence, siempre podéis pintarlos con pincel, como se hace tradicionalmente.

8 imanes pequeños y planos (los veréis en el vídeo...redondos y de un cm más o menos de diámetro).
Los pegaremos a ambos extremos de los listones, sólo por un lado.

"Una cuerdecita" 
Servirá para colgar. Cortamos un trozo y la liamos a ambos extremos de uno de los listones.

El resto ya es muy pero que muy simple...pero mejor que explicarlo, mejor que lo veáis en el vídeo, pues contarlo es largo, pero verlo es cosa de segundos. Os gustará, os lo garantizo ;)







https://www.facebook.com/delai.club/videos/1612209402429615/


Buen día y felices inspiraciones a todos.

PD- Disculpad que sólo os muestre el enlace...no consigo la manera de mostrar el vídeo como tal...sólo lo encuentro en su página de facebook, y no parecen haberlo subido a youtube, así que no logro un modo de compartirlo de otra manera. ¡Espero que lo disfrutéis igualmente!






domingo, 15 de mayo de 2016

Nuevo broche siguiendo esquemas antiguos

Otra muestra de un broche muy simple, siguiendo un esquema antiguo. A mí me parece muy resultón. Si os gusta y queréis un tutorial, no tenéis más que pedírmelo ;) Y si os enamora mucho pero no tenéis tiempo o paciencia para hacerlo, está en mi tienda Dawanda. Los colores se pueden cambiar. 






¿Qué tenemos aquí?
-Un centro hecho con cristal swarowski y una perla de imitación (es una figura básica de la bisutería con cuentas...si si queréis el esquema os lo dibujo. Creedme que, con paciencia, todo se puede lograr...).
-Fieltro de dos colores, convenientemente arrugado y cosido.
- Apliques de metal (dos hojas de color plata, a la sazón).
-Cinta de raso (apenas se ve, en el lateral izquierdo)
-Una pluma de pavo real.

Es una variante del broche anterior que os mostré, pero más pequeño y substituyendo la piel sintética por el fieltro. El centro con cristal swarowski puede ser substituido por un botón brillante o un pequeño broche al que no se le dé uso... 

Y con esto y un bizcocho...¡hasta la próxima!

Felices inspiraciones a todos y buen inicio de semana.





martes, 10 de mayo de 2016

Pulseras y colgantes de diseño reciclando una caja de plástico.

¡Hola a todos de nuevo!
Tras unos días de pausa, retomo mi actividad bloguera para mostraros una idea que me ha sorprendido por su creatividad y que, además, es de lo más barato. Se trata de cómo lograr hacer esto:




...usando esto:



Una vez más, esta idea NO es mía: la he tomado prestada del blog Rust & Sunshine, donde podréis encontrar, en inglés, las instrucciones originales. Las fotos también son de la señora Michelle, a quien pertenece el blog al que os redirijo... si me tomo la libertad de mostraros su contenido es porque está en otro idioma.

Regresando ahora al tema con el que empezamos... ¿alguien ha oído hablar del plástico mágico, o encogible? Yo desconocía su existencia hasta hace unos días, pero el caso es que es un producto bastante comercial para hacer bisutería y, no está de más decirlo, bastante caro. Pues bien, ésta es la versión casera y económica que no tiene qué envidarle al original.

¿Qué usaremos?

Una caja de plástico como la de la fotografía. Se trata de un contenedor muy típico en la panaderías y supermercados donde suelen ponerse los productos de repostería. El plástico es fino, pero no es blando: si apretáis con el dedo fuerte,la superficie no se hundirá, sino que se deformará o romperá.El sonido que hace al romperlo es como metálico, y los cantos que quedan son tan puntiagudos que pueden cortar.Ése es el tipo de plástico que necesitamos.

Tijeras

Rotuladores permanentes

Una perforadora para hacer agujeros (es un objeto de papelería)

Un horno casero (no un microondas)

Barniz para manualidades (para el acabado)

Al acabar, dependiendo de qué queramos hacer con las piezas, necesitaremos cordón o anillas para unir las teselas entre sí...pero eso lo veremos luego.

¿Empezamos?

1)Lavamos la caja y la secamos bien. No queremos trozos de pastel sueltos en nuestra obra de arte ;)

2)Cortamos un trozo grande de la caja por donde el plástico es plano. Un buen cuadrado nos irá bien.

3)Con los rotuladores permanentes, garabateamos (¡o dibujamos, según la vocación artística de cada uno!) en el plástico. Michelle nos advierte de que usemos colores vivos, pues los colores oscuros se tornan en negro al meterlos en el horno. ADVERTENCIA: si decidimos pintar algo artístico, tengamos en cuenta que el plástico va a encoger, y que por lo tanto la forma que dibujemos será mucho más pequeña que la que obtendremos como resultado.

4) Cortemos las piezas de la forma que queramos con las tijeras. Una vez más, recordemos que encogerá, por eso los trozos que recortemos habrán de ser grandes. 


Ahora que el plástico aún es blando, es el momento de perforar según queramos: para piezas de pulsera, uno o dos agujeros por lado, según se ve en la foto. Para un colgante, un agujero solo.

MUY IMPORTANTE: no dejemos las esquinas puntiagudas...¡este plástico corta como el acero!





5) Ahora...¡al horno!. Poned una hoja de papel de hornear sobre la bandeja del horno y precalentad a 350º F (en grados Celsius equivale a unos 176º...yo lo pondría a 180 más o menos).
A los 30 segundos las piezas empiezan a curvarse. Eso es normal, no os asustéis. Poco a poco irán encogiendo, hasta que vuelvan a parecer llanas. Es el momento de apagar el horno.

6) Sacamos las piezas del horno (cuidadoooo...que quemaaaa)y las dejamos enfriar. Si queremos que duren más les daremos una capa de barniz para rematar.

Y ahora, ya es decisión vuestra qué vais a hacer con estas piezas... en el blog de Michelle veréis que cosas tan estupendas hace ella con las teselas resultantes. Yo, por mi parte, pienso hacer una variante sin agujeros, que luego pueda pegar a otra superficie (un colgante, por ejemplo...). En cuanto lo tenga hecho comparto los resultados ;)

Por cierto, que este tipo de plástico (curiosamente, una variante del poliestireno, quién lo iba a decir) es casi imposible de reciclar, así que, dándole una nueva vida, le estamos haciendo un favor al medio ambiente. ¿Qué opináis vosotros?

¡Buen día, y felices inspiraciones a todos!