lunes, 22 de febrero de 2016

Paso a paso: sencillísimo anillo con mosaico

Dice el refrán que, cuando el río suena, agua lleva, y así, tras una semana de estar sonando el agua en la misma dirección, llegó por fin el tutorial que tantas ganas tenía de hacer y que la urgencia de los últimos encargos no me permitían realizar (estoy ayudando a una amiga en un proyecto conjunto entre tres escuelas de Lituania, Polonia e Italia respectivamente... Los niños van a ir vestidos con trajes y joyas estilo renacimiento para revivir un episodio de la historia que une a los tres países...¡ y yo tengo la suerte de fabricar parte de los adornos en el atuendo!! Un día subiré las fotos para que lo veáis vosotros mismos).

En fin. A lo que íbamos...¡Preparémonos para realizar nuestro anillo con mosaico!

¿Qué vamos a necesitar?



-Una base de anillo ajustable (mejor si no tiene agujeritos).

-Pasta de modelar.Yo la compro de la casa Fimo, porque es la que tengo más a mano, pero vale cualquier otra. La red Facilísimo tiene varios tutoriales como éste http://manualidades.facilisimo.com/receta-porcelana-fria_1449774.html con estupendas recetas para fabricar porcelana fría (pasta de modelar que se seca al aire) en casa.
*Tened en cuenta que si usáis Fimo, o porcelana que no se seque al aire, necesitaréis tener un horno (del de toda la vida, para hacer pasteles).

-Cualquier cosa que queráis usar para hacer el mosaico. Yo tenía por ahí unas teselas (cuadraditos de colores) ya preparadas para hacer mosaicos, pero, como os muestro en la foto, valen cuentas de cristal, o de plástico. Lo importante es que sepáis que queréis hacer con ello.

-Pintura dorada.(Opcional) En la foto muestro de dos tipos...el "lápiz" en la parte superior es pintura de textura pastosa y la botella es pintura líquida...en realidad no importa la que empleéis.


Consejo antes de empezar

Aunque las pastas de modelar son como la plastilina y por ello puede jugarse con ellas tantas veces como haga falta hasta que el dibujo-mosaico final responda a vuestras expectativas,es mejor que, antes de empezar, tratéis de hacer una composición de lo que queréis conseguir:


(Aquí lo muestro de un modo un tanto primitivo)

¿Por qué menciono esto? Porque una vez incrustadas las piezas en la pasta, al sacarlas quedarán manchadas, y dependiendo de su tamaño puede sernos difícil limpiarlas (por experiencia lo sé...algunas tocó tirarlas). Por otro lado, si la pasta es de color blanco, como es el caso de este anillo, se puede manchar.

Una vez tenemos en mente qué queremos hacer (más o menos...no olvidéis que la primera vez es experimental...¡no os desaniméis si no sale tal como esperábais!)cogemos un pequeño trozo de pasta y, CON LAS MANOS LIMPIAS (¡muy importante, no queremos mancharla!) lo amasamos un rato. Al amasarla, la pasta se vuelve más blanda y fácil de moldear.


Con ella cubriremos la base del anillo. La cantidad de pasta y el grosor es a vuestra elección; no olvidéis, no obstante, que al incrustar las piezas de mosaico la forma que le déis a dicha base cambiará ligeramente.



El siguiente paso es simple: vayamos incrustando, con cuidado, las piezas que hayamos escogido en la pasta, realizando el dibujo que teníamos en mente.

Como amante de las formas clásicas, mi resultado ha sido éste:


4 teselas de plástico transparente en tonos azules y verdes y rocallas en color menta suave son el secreto de este diseño tan sencillo.


Si vuestra pasta de modelar es como la mía, el siguiente paso será meter al horno vuestra obra de arte durante 15 minutos.

RECOMENDACIONES A TENER EN CUENTA LA PONER VUESTRA JOYA A COCER:

-La temperatura NO debe de ser muy alta. Si os pasáis, la joya no estará lista antes; lo único que conseguiréis será quemarla.

-La bandeja de cocer debe de estar más o menos en el centro del horno.

- No os olvidéis de sacar la pieza a tiempo.

- Usad manopla o paño de cocina al sacar vuestro anillo: la base es de metal y quemará durante un rato.

*****

Los siguientes pasos son para quien quiera darle un toque dorado a la pieza final. El dorado aporta un aire romántico, vintage, antiguo o como queráis llamarlo.
Si usáis pintura muy líquida, os hará falta un pincel para aplicarla. Yo he usado pintura en pasta, así que me he tomado la libertad de aplicarla con los dedos e ir sacando así los excesos.





Correcciones y consejos finales


-¿Demasiado dorado? Al acabar mi anillo me arrepentí de haber pintado también de dorado las cuatro teselas principales. Si os pasara algo así a vosotros, usad el truco del almendruco, esto es: acetona para las uñas (u otro disolvente) con un bastoncillo higiénico.




Y limpiad las superficies que queráis ver en su color original.

-¡Orden! Si guardáis con cuidado los materiales usados, los tendréis siempre a mano y os durarán más. Para que la pasta de modelar no se os reseque,usad pequeñas bolsas con cierre al vacío, de las que se usan para comestibles (si la pasta es fabricada en casa, seguir las instrucciones añadidas que se os den en el tutorial para su conservación)
Las mismas bolsas valen para almacenar pequeñas piezas sueltas, que pueden desparramarse o perderse.



Y por hoy eso es todo, queridos lectores. Atreveos a hacer vuestros propios diseños, y felices inspiraciones a todos :)



No hay comentarios:

Publicar un comentario